El liderazgo ejecutivo en las empresas, conociendo las diferencias

Saber crear una visión y abrir los caminos para hacer posible esa visión es parte del trabajo del líder ejecutivo, porque de esta manera es que se genera confianza para creer y crecer, tanto en los individuos como en las organizaciones empresariales con el control pleno de un proyecto.

En la autoridad empresarial, existen tres tipos de liderazgo:

· Tradicional. Es heredado por un familiar directivo dentro de la empresa, es el poder que se ha tenido por generaciones. Un gerente, por ejemplo, puede ser un líder empresarial, aunque no tenga necesariamente un don de mando.

· Carismático. Es aquel que tiene la capacidad de generar entusiasmo entre sus seguidores, aunque cree más en él de modo individual que grupal, lo cual puede causar cierto conflicto a la empresa.

· Legítimo. Por comparación, se habla de líder legítimo y líder ilegítimo. El primero es quien toma el poder mediante procesos legales dentro de una empresa u organización (como demostrando capacidad para actuar ante tal o cual situación, el cumplir y hacer cumplir los reglamentos internos, entre otros) mientras que el segundo toma ese poder sobre la autoridad, es decir que aunque nadie lo proponga, él se asume como líder.

En cualquier caso, un líder debe tener seguidores, pues de otra manera no se le puede llamar líder, si no tiene a quién guiar.

Gerente vs líder. ¿Quién es quién?

Ahora bien, cuando una organización se conforma por líderes, esos líderes suelen tener momentos ríspidos, ya que se trata de caracteres semejantes y que todos quieren tomar el don de mando. Y eso es cuando tienen ese poder de mando, porque no muchas veces los líderes lo tienen para poder cambiar el rumbo de la empresa, por más que hayan organizado un buen proyecto.

Y es que en ocasiones un líder no ocupa un puesto de dirección, pongamos por ejemplo el de un gerente y un líder, un jefe de área o de línea con un plan empresarial. ¿Qué diferencia hay entre uno y otro?

En primer lugar, un puesto gerencial o directivo está encargado de diseñar estructuras organizacionales, mientras que un líder, como señalamos arriba, se enfoca más en las ideas de futuro, en la visión que pueda tener de esa empresa mediante su proyecto planeado y organizado adecuadamente. De ahí que el líder pueda superar los obstáculos que se le presenten, mientras que a un gerente se le dificulte un poco.

¿Hacia dónde se dirige el liderazgo en la empresa?

Por lo anterior, es necesario definir hacia dónde va ese liderazgo empresarial. Cierto: se buscará lo mejor para la organización, pero qué es eso mejor y mejor desde el punto de vista de quién.

En este sentido, el líder ejecutivo, con su visión y misión empresarial, debe saber tomar esa dirección y convencer a los demás que el rumbo que él define es el adecuado sobre los otros posibles rumbos.

Planeamiento, organización, dirección y control son acciones de lo que un buen líder ejecutivo debe tomar y debe saber guiar a los demás.