La buena práctica de los Recursos Humanos en el éxito empresarial

El mundo actual de los negocios exige la optimización de todos los recursos para poder tener un auténtico éxito en una empresa.

Por ello el departamento de Recursos Humanos en una empresa debe saber cómo manejar y distribuir tanto la información al interior del negocio como el saber planificar para producir u ofrecer un servicio de manera adecuada, con las condiciones necesarias tanto para el cliente como para que sus empleados produzcan.

Consejos de RRHH para el éxito empresarial.

Ahora bien, ¿cómo se puede hacer una ‘buena’ práctica de los Recursos Humanos? En teoría el saber coordinar acciones que puedan mejorar la producción es parte de este departamento empresarial, sin embargo en la práctica, ese “coordinar acciones” muchas veces no sólo se refiere a cambios relacionados con el desarrollo organizacional, también tiene que ver el capital humano, el valor humano con el que se cuenta, el cual es fundamental, ya que si el personal, por ejemplo, no se encuentra motivado, el producto o servicio a ofrecer no será de la calidad que el cliente espera.

Es por eso que del saber gestionar esos recursos humanos dependerá el cambio o no de la empresa, dependerá el adaptarse a los tiempos actuales de negocio. En este sentido, el saber seleccionar a los empleados, capacitarlos, motivarlos, saber si cuentan con las herramientas necesarias para realizar su trabajo y demás son acciones determinantes en el papel que debe tener el departamento de Recursos Humanos.

Una forma práctica de optimizar los Recursos Humanos empresariales

Una manera común y sencilla de optimizar el departamento de Recursos Humanos consiste en ponerse en el lugar del empleado: ¿qué se necesita para seguir produciendo? Para ello es necesario el que siempre exista comunicación, la cual es la base para entender al empleado y que este, a su vez, entienda la relevancia de Recursos Humanos.

Por ello este departamento puede enfocarse en:

· La selección de personal. No todo aspirante es el que puede ingresar a la empresa, la empresa debe valorar las capacidades de cada aspirante y cuál es el rendimiento que le puede brindar al negocio.

· El trabajo en equipo. Demostrarle el valor que tiene el empleado para el equipo, que él es parte fundamental del mismo y que por ello se le requiere.

· Su participación es parte de las decisiones a tomar. Una vez que el empleado reconoce que es parte importante del equipo de trabajo, lo que sigue es hacerle ver que las decisiones las toman los directivos, cierto, pero con la comunicación directivo-empleado, lo que informe este último será relevante para la decisión empresarial que se requiera tomar.

· Incentivar al empleado. Así mismo la empresa puede incentivar al empleado, ya sea mediante retribución económica o en especie, ello para que el empleado reconozca que la empresa no sólo lo valora en su esfuerzo y opinión, sino que también la empresa sabe cómo responder a ese valor humano en el empleado.

El ponerse en el lugar del empleado muchas veces ayudará a ver las cosas de otra manera, pero también es importante hacerle entender al empleado el cómo es que funcionan las cosas desde Recursos Humanos, para que así él también valore la relevancia de este departamento.

El ánimo, el esfuerzo, el compromiso y la motivación son partes fundamentales para lograr el éxito que se busca en toda empresa, ellos son base de soporte para gestionar mejor este importante departamento.