Importancia de la actitud y la marca personal digital para el trabajo

Importancia de la actitud y la marca personal digital para el trabajo.

En la actualidad existe acceso a información personal y profesional con tan sólo ingresar en el buscador web nombre y apellido, que antes era inimaginable. Igualmente es fundamental el papel que juegan las redes sociales a la hora de mostrar qué, dónde, cómo, desde cuándo, por qué y hasta para qué, un talento hace lo que hace. En este sentido, mantener una buena actitud y una imagen en los diversos medios digitales es vital.

En la actualidad existe acceso a información personal y profesional con tan sólo ingresar en el buscador web nombre y apellido, que antes era inimaginable. Igualmente es fundamental el papel que juegan las redes sociales a la hora de mostrar qué, dónde, cómo, desde cuándo, por qué y hasta para qué, un talento hace lo que hace. En este sentido, mantener una buena actitud y una imagen en los diversos medios digitales es vital.

El profesional debe procurar que en todo lugar se tenga el mismo discurso de él, clave para un óptimo posicionamiento en las redes sociales y es uno de los atributos más buscados en el mundo laboral, una actitud coherente.

La manera de actuar ante la vida, el trabajo y los momentos difíciles, permiten al profesional profundizar en la presentación de sus actitudes y aptitudes, para mejorar y potenciar la marca personal digital que proyecta como individuo, tanto online como offline o lo que en el mundo anglosajón llaman “personal branding”.

Las redes sociales son un reflejo de nuestras emociones, forma de ser y hacer, que puede engancharnos o descartarnos del mercado laboral. La reputación es algo que el profesional debe cultivar, cuidar y mejorar tanto en el ambiente digital como fuera de este. Es significativo que se enfoque en su capacidad de creación e innovación que pueda aportar como persona y profesional, que dejen una impresión positiva y memorable.

Qué actitudes se deben cuidar para fortalecer la marca personal en medios digitales

1. Separar el perfil personal del profesional.

2. Analizar antes de publicar una opinión sobre un tema polémico.

3. No compartir contenido que puedan denigrar la imagen de alguien.

4. Publicar mucha información el mismo día o con un intervalo de tiempo pequeño.

5. Prestar atención a cómo se escribe.

6. Evitar transmitir una imagen poco profesional.

7. Dar respuesta a las consultas.

8. Activar el sentido común.

9. Participar en temas y grupos profesionales asociados al desempeño.

Para diferenciarse y alcanzar mayor éxito relacional; construya, promociona, comunique y desarrolle una buena reputación profesional. Para ello, es favorable tomar en cuenta:

1. Seleccionar las redes sociales en las que se desee posicionar, bien sea LinkedIn, Facebook, Twitter, Instagram u otras.

2. Cree un perfil profesional que genere confianza.

3. Defina objetivos personales y profesionales. Conocerlos ayuda a encontrar la ocupación que mejor encaja con el perfil e los intereses.

4. Escoger el entorno en el que desea posicionarse: empresarial, emprendimiento, profesional de empresa, embajador de la marca.

5. Identificar qué puede aportar a los demás, pues será el elemento diferenciador.

6. Construir sobre la base de la autenticidad y la honestidad.

7. Mantener una actitud positiva, interactuar y colocar la oferta de valor al servicio de la comunidad.

8. Escribir, producir y compartir contenidos que generen valor sobre motivación, tendencia, actualidad y temas relevantes.

9. Dejar el link que lleve a la audiencia directo a su sitio web y a sus otras redes sociales.

10. Inspirarse e inspirar a otros.

La notoriedad marca la diferencia dentro del mercado laboral, conduce al reconocimiento profesional único y sin clon. El mercado laboral cada día es más competitivo y la optimización de las redes sociales hoy en día son definitivamente una pieza clave para el éxito.